¿Por qué continúa la escasez de oxígeno en Bolivia si ya no hay bloqueos?

49
0
Compartir:

La narrativa oficial del régimen de Jeanine Añez dice que no hay oxígeno en los hospitales porque supuestamente los bloqueos no dejarían pasar este insumo médico, y por consecuencia esto hubiera provocado la muerte de 30 personas, sin embargo, el siguiente reportaje internacional te demostrará todo lo contrario: la verdad de la falta de oxígeno en los hospitales de Bolivia.

Como casi todos los grandes negocios del mundo, son pocas las empresas que monopolizan la producción de un determinado producto o servicio a grande escala; en este caso las dos empresas mundiales que dominan el negocio de la fabricación de gases industriales se llaman Linde de Alemania y Air Products de Estados Unidos. El grupo empresarial Linde tiene operaciones en África, Asia, Europa y América del Sur, y en muchos de estos países tiene como su representante a Praxair, es decir, Praxair es parte de este gran grupo empresarial.

Praxair es una empresa que tienen múltiples juicios en el mundo por monopolio y por tener conductas anti económicas con sus competidores, además de tener licitaciones estatales jugosas, uno de los últimos conflictos en los que se vio envuelta esta empresa en América Latina fue en Perú (Más información aquí
https://ojo-publico.com/…/dos-companias-globales-dominan-ne…).

En ese mismo país, la empresa Praxair no solo tuvo problemas económicos, sino también sociales al dejar producir oxígeno arbitrariamente para determinadas regiones por intereses particulares y además políticos, como se puede ver en el siguiente artículo:
https://gestion.pe/…/cardenal-pedro-barreto-afirma-que-pr…/…

Y por si fuera poco, Praxair en Perú también recibió grandes multas por su accionar poco ético en aquel país donde fue calificado por la prensa local incluso como “un cartel del oxígeno” por la cantidad de muertes que produce en aquel país.
https://gestion.pe/…/poder-judicial-ratifica-multa-de-s-2…/…

En otras palabras, el monopolio de la producción de gases industriales, en este caso el oxígeno, tiene una larga data de delitos cometidos en diversos países, desde prácticas anti económicas, prácticas de amedrentamiento social y también muertes, como sucedió en Perú hace poco tiempo.

Más información sobre este monopolio aquí:
https://www.milenio.com/…/cofece-concluye-investigacion-mon…

En fin, establecido eso, ingresemos a lo que sucedió en Bolivia estos últimas semanas. Los grandes medios de comunicación afines al régimen de Jeanine Añez establecieron un discurso monolítico donde dicen que “debido a los bloqueos no puede pasar el oxígeno y por consecuencia los muertos se deben a esto”, discurso que fue repetido hasta el cansancio, y que fue rebatido por algunas personas en redes sociales quienes dijeron que realicen el traslado en aviones en lugar por tierra para que llegue más rápido a su destino como se realiza en otros países:
https://bit.ly/2CAgUTb

A pesar de ello, el régimen continuó con su narrativa diciendo que realizarán un convoy gigante desde Santa Cruz a La Paz trasladando oxígeno a los hospitales de una manera heroica, lo que obviamente no pegó muy bien debido a que las cisternas con oxígeno transitaban libremente por las carreteras como la misma Central Obrera Boliviana habría expresado en sus comunicados y además porque saltó la pregunta clave: ¿por qué tienen que trasladar más de 900 kilómetros oxígeno de una esquina del país a otra cuando cada departamento tiene sus propias productoras de oxígeno?

He ahí el centro del asunto. Hace pocos días, uno de los mayores seguidores del candidato a la presidencia, Carlos Mesa, Francesco Zaratti, publicó en su cuenta de Twitter una denuncia aseverando que el oxígeno no llega a los hospitales debido a los bloqueos en las carreteras, sin embargo, no contó con la respuesta de uno de los miembros de la familia Garafulic, (familia dueña de Página Siete), quien dijo que “hay mínimo 5 hospitales en La Paz que producen oxígeno”, pero que no podrían hacerlo porque el MONOPOLIO DE LA EMPRESA PRAXAIR, habría “subido los márgenes de calidad” a un 99% (cuando la OMS permite que se puede usar oxígeno con pureza de hasta un 95%).

En otras palabras, al igual que en el Perú, Praxair había llegado a monopolizar tanto el mercado hasta llegar a que los hospitales solo puedan comprar su oxígeno dejando de lado a cualquier otro competidor que no cumpla los requisitos que la misma Praxair había impuesto.

Este tema se pone más escabroso cuando se puede ver que el monopolio de la empresa Praxair en Bolivia es abrumador y que es esta empresa la que decide quienes pueden vivir y quienes morir en Bolivia, es decir, que solo esta empresa cumple sus estándares propuestas por la misma empresa, y como lo asevera el mismo Garafulic, “es una imposición de Praxair”:

En este sentido, en plena crisis de oxígeno en La Paz, la empresa 3H Industriales se ofreció atender la demanda de oxígeno en el departamento para evitar más decesos, sin embargo, su solicitud fue negada, y según se tiene entendido, el dueño de la empresa fue amenazado por el mismo gobierno de Jeanine Añez para que no venda sus productos y de esta manera rompa la falsa idea de que los bloqueadores estarían bloqueando el oxígeno.

Pero aún hay más, el año 2011, la Autoridad de Fiscalización de las Empresas en Bolivia denunció a Praxair por conductas anti económicas:

Tanto por conductas anti económicas (monopólicas) como conductas que atentan contra la salud de las personas poniendo precios exhorbitantes/inaccesibles a la gente. Para leer toda la documentación ingresa aquí:

Resolucion-Admi-Sancionatoria-Praxair-BoliviaDescarga

En otras breves palabras, no fueron los bloqueos los que evitaban que llegue el oxígeno a los hospitales, al contrario, fue el mismo gobierno de Añez mediante la empresa monopólica Praxair o como fue bautizado en Perú: “El Cartel del Oxígeno”, el que evitó dar oxígeno a las personas y echar esa culpa a las personas que protestaron pidiendo elecciones para el país.

Compartir: