Luis Arce llama “mártires de la democracia” a los caídos en Senkata y Sacaba

14
0
Compartir:

El candidato a la presidencia por el MAS-IPSP, Luis Arce Catacora llamó “mártires de la democracia” a los caídos en Senkata (El Alto) y Sacaba (Cochabamba) en noviembre del año pasado, tras la revuelta cívico policial militar que derrocó al anterior gobierno e instaló la administración transitoria de Jeanine Áñez respaldada por los pertrechos de las fuerzas represivas del Estado.

“Gloria a nuestros mártires de la democracia, gloria a nuestros héroes de la Guerra del Gas”, arengó Arce en un acto público tras la caminata realizada el miércoles en las calles de la ciudad de El Alto y después de pedir un minuto de silencio por los caídos en noviembre que dejó luto a muchas familias alteñas y de Sacaba, víctimas de la represión militar y policial.

“Hermanos yo me acuerdo la masacre de 2003 por la Guerra del Gas, hemos visto lo que ha sucedido en Senkata y queda claro que el lugar donde es la cuna de la revolución en La Paz está aquí en El Alto, es la reserva revolucionaria”, dijo el candidato a lo que el público asistente en coro respondió: “El Alto de pie nunca de rodillas”.Son conocidas como masacres de Senkata y Sacaba (o Noviembre Negro) a los hechos sucedidos en dichas localidades tras la llegada de Áñez a la presidencia del Estado Plurinacional en noviembre de 2019 donde los habitantes que resistían al Gobierno interino impuesto por una quincena de parlamentarios de oposición en la Asamblea Legislativa, fueron reprimidos por fuerzas militares y policiales, provocando la muerte de al menos 36 personas.

En este contexto, el presidenciable del MAS manifestó su admiración y respeto por el pueblo alteño del que dijo que “siempre ha sido un pueblo trabajador, noble, valeroso, pero también revolucionario”.El 11 de diciembre de 2019, la Corte Interamericana de Derechos Humanos calificó como masacres las muertes de civiles ocurridas en las ciudades de El Alto y Sacaba, avaladas por la promulgación del decreto 4078 que eximió de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas de Bolivia, norma que fue promovida y promulgada por el Gobierno de Jeanine Áñez.Según el Instituto de Investigaciones Forenses del Ministerio Público y el ministro de Gobierno Arturo Murillo, los disparos hacia las víctimas mortales no fueron ejecutados por armas reglamentarias ni de la Policía ni del Ejército.

En el caso de Sacaba, dijo la autoridad, se usaron armas largas; en el caso de Senkata, armas cortas. El régimen de Añez, argumentando esta información, niega responsabilidad en las muertes.En su discurso, Arce aprovechó la oportunidad para afirmar que en El Alto como en todo Bolivia ahora el pueblo tiene un desafío histórico el 18 de octubre –día en que se celebrarán las elecciones generales– que es el de continuar con el trabajo arduo por lograr una victoria en las urnas y conseguir la unidad del pueblo.

“Pero hay otro requisito para ganar las elecciones contundentemente como necesitamos, para demostrar a esta derecha, a este fascismo usurpador que el pueblo boliviano está unido, la garantía de eso es la unidad entre todos los bolivianos”, señaló

Compartir: