Lucho Arce: «yo no soy ningún ladrón, yo no he robado un centavo»

23
0
Compartir:

Cuando el presentador del programa “Dos Palabras”, que se emite por el canal universitario de Santa Cruz, consultó al candidato a la presidencia por el MAS-IPSP, Luis Arce Catacora, si tiene las manos limpias, éste respondió: “Sí, yo no soy ningún ladrón Enrique, yo no he robado un centavo”.

“A la gente de oposición, del oficialismo actualmente, le encanta decir que yo me he sacado plata, que me he llevado plata, que debo plata, 80 millones por aquí, que no sé cuántos millones, que de las AFP he sacado (…) son absurdos”, agregó con sorna en la prolongada entrevista.

Arce Catacora, quien constantemente es blanco de acusaciones del Gobierno interino de Jeanine Áñez quien competirá con él en las elecciones del 6 de septiembre por la alianza Juntos, explicó que estos políticos del oficialismo recurren a falsas acusaciones porque “nunca tuvieron la capacidad de enfrentar ideas con ideas, planteamientos con planteamientos, un modelo económico, con otro modelo económico”.

A su juicio, estas personas que hoy se encuentran en función de gobierno buscan desprestigiar su trabajo profesional como Ministro de Economía en la anterior gestión que ha generado un nuevo modelo económico, del cual ha disfrutado el pueblo boliviano.

“Un economista tiene que trabajar para resolver los problemas de la sociedad y creo que nosotros en esos 14 años hemos puesto la piedra fundamental con nuestro modelo económico, de que se resuelvan los problemas económicos y sociales, que la gente mejore su calidad de vida, que cada vez hayan más ingresos y más oportunidades para la gente y por eso estoy muy contento, ese es el mejor patrimonio que tengo”, señaló.

Previamente el 8 de mayo, Luis Arce en su cuenta de twitter, denunció malos manejos en la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y en la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel). Ocho días después criticó y puso en evidencia el escándalo de la compra con sobreprecio de 170 respiradores.

En este contexto, la administración de Áñez registró al menos 36 denuncias de corrupción en siete meses de gestión, de las cuales la más escandalosa fue la compra con sobreprecio de los ventiladores que debían servir para atender a los enfermos con Covid-19.

El escándalo estalló en mayo pasado al develarse que el Gobierno interino pagó más de 27.000 dólares por respirador a la empresa española GPA Innova cuando su precio de mercado era de 7.000 dólares.

Otro caso de corrupción de la gestión Áñez, mencionado por Arce Catacora, precisamente tiene que ver con los contratos millonarios que hicieran directivos de YPFB relacionados a la compra de combustible y a seguros.

El Directorio de Yacimientos, adjudicó un contrato “sin licitación”, por siete millones de dólares a la compañía de Seguros y Reaseguros Credinform Internacional. Estos hechos generaron la renuncia forzada del ex presidente de la estatal petrolera, Herland Soliz, acusado por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución, incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

Compartir: