Lucho Arce propone renegociar la venta de gas a Brasil debido a que los contratos suscritos por el Gobierno de Áñez son leoninos para el Estado

18
0
Compartir:

En el marco de su plan de reactivación económica del país, el candidato por el MAS-IPSP, Luis Arce Catacora, propuso volver a negociar la exportación de gas a Brasil debido a que los contratos suscritos por la administración de Jeanine Áñez, son leoninos para el Estado; es decir, generan pérdidas para Bolivia en vez de ganancias.

“Vamos a tener que volver a negociar con Brasil la venta de gas porque son muy leoninos para el Estado esos contratos que han sido suscritos por este gobierno de derecha.

Entonces eso es lo que está generando los problemas en el IDH (Impuesto Directo a los Hidrocarburos)”, dijo a la televisora Cadena A la anoche de este martes.Arce se refirió a la firma de la octava adenda al contrato de compraventa de gas natural suscrito entre YPFB y Petrobras, el 6 de marzo de este año, con el cual la petrolera estatal boliviana dejó de percibir mensualmente al menos $us 5,34 millones por el transporte del energético entre Río Grande y Puerto Suárez (Mutún), en la frontera con Brasil, costo que antes de la firma del nuevo convenio lo pagaba la petrolera del vecino país.

Desde Río Grande hasta el Mutún la longitud del ducto es de 570 kilómetros. Antes de la suscripción del nuevo acuerdo el punto de entrega del gas boliviano era Río Grande. Ahora, con la octava adenda, el punto de entrega fue cambiado al Mutún, en la frontera brasileña.Arce dijo que con la firma de ese nuevo contrato, prácticamente el Gobierno de Jeanine Áñez hace pagar a los bolivianos el transporte del gas desde “nuestros pozos a la frontera”.

Explicó que cuando el candidato formó parte de la anterior administración gubernamental, esa labor era cubierta por Brasil con sus propios recursos.

El punto de entrega del gas de exportación para el mercado de Brasil, antes de la firma de la octava adenda, era Río Grande en Santa Cruz, lugar donde se hacía la medición del volumen a ser entregado a Petrobras, desde donde esta empresa asumía todos los costos de transporte; es decir, pagaba la tarifa de transporte en territorio nacional a Gas Trans Boliviano (GTB) —subsidiaria de YPFB Corporación— y desde el Mutún también debía realizar el pago a Transportadora Brasileira Gasoduto Bolívia-Brasil.Bolivia recibe por día $us 1,8 millones por 14 millones de metros cúbicos de gas que comercializa a Petrobras, de los que debe disponer, tras la firma de la octava adenda, $us 177.975 por el pago que ahora Bolivia hace por el transporte desde Río Grande hasta el Mutún y que antes asumía Petrobras.

En un mes la afectación económica es por $us 5,4 millones de dólares y hasta fin de año, las pérdidas para YPFB ascenderían a $us 52,5 millones de dólares.

Compartir: