Equipos del tren metropolitano corren el riesgo de ser rematados en Chile

33
0
Compartir:
Los Tiempos:

La empresa del tranvía metropolitano, Tunari, informó que cinco trenes y otros materiales que están en los puertos de Iquique y Arica, en Chile, corren el riesgo de ser rematados debido a la paralización de las obras, la falta de pago del Gobierno y la cuarentena por la emergencia sanitaria del coronavirus.

La Asociación Accidental Tunari informó que los equipos para el tren metropolitano de Cochabamba están varados desde hace ocho meses. El material en riesgo son cinco trenes, subestaciones eléctricas, elementos de catenaria y otros.

“La paralización de las obras del tren metropolitano debido a los impagos del Gobierno desde hace un año junto con los efectos de la cuarentena tendría efectos económicos duros para el proyecto que de acuerdo al cronograma debía estar concluido este año. Una de las consecuencias en suministros internacionales para la construcción de las líneas roja y verde corren el riesgo de ser rematados en Chile, porque se encuentran en instalaciones del puerto de Iquique desde hace ocho meses”, señala el comunicado de la Asociación Tunari.

El gerente del proyecto, Domingo García, hizo conocer que en los puertos se encuentra material por 172 millones de bolivianos.

El Gobierno boliviano no ha pagado a la empresa planillas del año pasado a pesar de que las obras han avanzado con financiamiento de las empresas Joca de España y Molinari de Suiza.

“Esta situación complica la continuidad del proyecto estratégico para Cochabamba, porque la deuda ha comprometido el futuro de las empresas subcontratistas que se sumaron al objetivo de mejorar la calidad de vida de los cochabambinos, dándoles una solución de transporte”, comunicó el gerente.

La Asociación Tunari debe pagar a los puertos 400 mil dólares por la demora en el recojo y la cifra seguirá en aumento cuando mayor sea la demora. Además, por la importación debe pagar 4 millones de bolivianos por impuestos.

El Gobierno le debe a las empresas 600 millones de bolivianos. “Las empresas bolivianas que colaboran con el proyecto están al límite de sus posibilidades, incluso algunas a punto de la quiebra. Estamos haciendo gestiones porque esto no se agrave, pues son 2.000 familias las que se sustentan con el proyecto”, dijo García.

En febrero pasado, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, afirmó que el Gobierno tiene el interés de que el tren metropolitano se ejecute. Definió que las líneas roja y verde avancen, mientras se resuelve el trazo de la amarilla.

El proyecto del tren metropolitano comprende una ruta de 42 kilómetros con una inversión de 447 millones de dólares. Las obras comenzaron en 2017 y en agosto de 2020 tenían que empezar a operar las primeras líneas.

Fuente: Los Tiempos

Compartir: