En nueve meses, el Gobierno de Añez cambió a más de 50 autoridades de alto nivel

49
0
Compartir:
BRÚJULA DIGITAL►

El primero en ser destituido por el gobierno de la presidenta Jeanine Añez fue Jerjes Justiniano, que duró exactamente 20 días en el importante cargo de Ministro de la Presidencia. Los dos últimos en salir del gobierno fueron Carlos Díaz, ministro de Planificación del Desarrollo, quien solicitó licencia ayer, y Jorge Lozada, presidente de la Aduana, quien renunció también ayer.

El exministro de Minería Fernando Vásquez fue destituido el 20 de mayo por señalar que por sus ojos verdes no podría ser del MAS; es la autoridad que menos estuvo en el cargo: exactamente 12 días.

Por lo menos otras 50 autoridades han sido removidas de sus cargos, pasados a otros puestos, destituidos o renunciaron en los últimos nueve meses. La sustitución de una alta autoridad ocurrió cada cinco días en promedio desde que Añez asumió el poder el 12 de noviembre pasado, según un recuento de Brújula Digital. Al mes se han registrado seis sustituciones.

Esta inestabilidad se debe en parte a la manera imprevista en la que Añez asumió el gobierno, tras el vacío de poder ocasionado por la renuncia de Evo Morales, Álvaro García Linera y las presidencias y primeras vicepresidencias de las cámaras de Diputados y Senadores.

La ruptura de la alianza con Luis Fernando Camacho explica también la salida de varias autoridades que habían sido colocadas por él tras la asunción de Añez. En esa situación se hallaron por ejemplo la exministra de Comunicación Social Roxana Lizárraga, quien renunció a su cargo, o a Mario Ordóñez, ministro de Desarrollo Rural y Tierras; Virginia Patty Torres, ministra de Educción; y Alejandro Sanjinez, director de Vías Bolivia, sustituidos el 28 de enero tras la salida de Camacho del oficialismo.

También escándalos de corrupción y denuncias forzaron las renuncias de algunas autoridades, mientras que otras fueron directamente destituidas por esas causas. Entre ellos están el exministro de Salud Marcelo Navajas, involucrado en un caso irregular de adquisición de respiradores, y Elio Montes, exgerente de Entel.

También hubo cambios decididos por la Presidenta, pero cuyas razones no se explicaron adecuadamente, como la salida de los ministros de Salud Aníbal Cruz, el 7 de abril, y José Luis Parada, de Economía, reemplazado el 7 de julio.

Otra fuente de cambios de autoridades ha sido el cierre de ministerios, lo que hizo que algunas fueran colocadas en otra responsabilidad o que, simplemente, salieran del Ejecutivo. Por ello el 4 de junio perdieron sus puestos Martha Yujra Apaza (ministra de Culturas), Milton Navarro (Deportes) e Isabel Fernández (Comunicación). Alcanzaron a estar en sus cargos seis meses y una semana. Fernández fue posteriormente designada como viceministra de Comunicación Social.

Las empresas del Estado tampoco se han librado de esta inestabilidad. YPFB actualmente tiene a su tercer presidente, Richard Botello, tras haber sido sustituidos José Luis Rivero, el 16 de diciembre (alcanzó a estar 27 días en el cargo) y Herland Soliz, el 5 de mayo (cuatro meses y una semana).

En el Canal 7 ocurre algo similar. Actualmente Daniela Gonzales Quint es la tercera gerenta de la red estatal de televisión. El primero en ser sustituido fue el periodista Gonzalo Rivera, el 6 de marzo (tres meses y una semana en el cargo). Su sucesor, Andrés Rojas, duró un poco más, tres meses y dos semanas. Nunca el Gobierno explicó las razones de sus remociones.

Compartir: