En el sistema estatal no hay rastros de compras de salud para la crisis

36
0
Compartir:

(PC).- En el sistema estatal no hay rastros de compras de salud para la crisis, Gobierno de #JeanineÁñez, no es trasparente con los recursos económicos que llegaron al país para la lucha contra el #Covid_19.

A la fecha, 1.425.012 dólares invertidos para la atención de la emergencia sanitaria del país provienen de las donaciones de organismos internacionales. No hay datos de los gastos o compras hechas por el Gobierno durante esta crisis. Las únicas contrataciones públicas del nivel central son las del Ministerio de Comunicación por concepto de productos informativos.

“Como Gobierno estamos haciendo absolutamente todos los esfuerzos, redireccionanado los recursos económicos, porque lo importante es la vida de las bolivianas y los bolivianos. De qué nos serviría en este momento tan dramático estar pensando en obras de gran magnitud si no tenemos salud y estamos perdiendo las vidas de los bolivianos”, manifestó la presidenta, Jeanine Añez, en una entrega de insumos y equipos médicos en Trinidad.

Los ministerios de Salud y Economía datos del presupuesto que el Gobierno central destinado para la atención de la emergencia sanitaria, las compras hechas hasta el momento y la cantidad de recursos que fueron redireccionados para la contingencia. Pese a la insistencia no hubo respuesta.

Un millón en donaciones

Según información proporcionada por el Ministerio de Planificación del Desarrollo, Bolivia recibió donaciones de distintas agencias de cooperación internacional por un valor de 1.425.012 dólares. Este monto, desde su origen, fue destinado a atender la emergencia sanitaria a través del fortalecimiento del sistema de salud con insumos de bioseguridad, equipos de laboratorio y pruebas.

La Embajada de Francia en Bolivia, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Banco de Desarrollo de Alemania (KFW) y El Banco de Desarrollo FONPLATA, Banco de Desarrollo de América Latina – CAF son los benefactores.

Según el detalle de dicha cartera de Estado, el 23 de marzo, Fonplata -que aglutina a Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay- donó al país 200.000 dólares. Este monto fue destinado a la compra de 16 camillas de transporte, 30 tubos de oxígeno más manómetro, 1.860 cajas de guantes de Nitrilo, 1.000 lentes de protección, seis desfibriladores, 57.334 pares de guantes estériles y 800 barbijos N 95.

El 27 de marzo la Embajada Francesa aportó al país 39.000 dólares, que fueron destinados a apoyar el trabajo del Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenotrop).

Esta institución, ubicada en Santa Cruz, es un laboratorio de detección del Covid-19. De acuerdo al viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga Soria, las pruebas que se desarrollan en el país se realizan con los reactivos adquiridos gracias a esta donación.

El 2 de abril el PNUD entregó al Gobierno Boliviano un lote importante de equipos médicos. La donación tiene un valor de 498.656 dólares.

Entre lo recibido están los tres laboratorios de PCR -con termocicladores, cabinas de bioseguridad, centrifugas refrigeradas para microtubos con contenedor de aerosoles y todo el equipamiento imprescindible para implementar laboratorios de nivel II- y los 10 laboratorios tipo GeneXpert, destinados a obtener tests rápidos que continúan en etapa de implementación por falta de reactivos.

El 3 de abril, el KFW hizo una donación de fondos de contravalor para el apoyo al trabajo de la Policía Boliviana. La donación de 287.356 dólares fue destinada para equipar al verde olivo con barbijos N 95, guantes látex, alcohol en gel y trajes de bioseguridad nivel A. En la información brindada no se especifica la cantidad o el destino.

El 25 de marzo, la CAF realizó la donación de 400.000 dólares. Éste dinero está destinado a fortalecer las capacidades de detección y diagnóstico oportuno- con la adquisición de equipos, reactivos de diagnóstico y el pago a recursos humanos- y a fortalecer las capacidades de las redes de salud con personal, instrumental y equipo de protección de bioseguridad.

En este caso el Ministerio de Salud es el encargado de realizar la cotización y licitación, pero ninguna figura en el Sicoes.

Créditos esperan en la Asamblea

Según el Ministerio de Planificación del Desarrollo, el Gobierno se encuentra en proceso de aprobación de varios créditos con distintas agencias de cooperación multilaterales para hacer frente a esta pandemia. Estos préstamos que serán para inyectar recursos en la economía nacional, aún están en tratamiento en la Asamblea.

“Hemos remitido a la Asamblea un crédito con la CAF por 50 millones de dólares para la atención sanitaria causada por la pandemia del Covid-19 y se ha remitido un proyecto de ley para un crédito de 327 millones de dólares con el FMI”, señaló el ministro Carlos Díaz en conferencia de prensa.

Explicó que hay otros préstamos que están en el Legislativo a la espera de su aprobación. Entre ellos uno de 70 millones de dólares con el Banco Mundial para programas de resiliencia en las ciudades de La Paz y Santa Cruz y otro de 11.500 millones con la CAF para la implementación de una planta de tratamiento de aguas en El Alto.

Dijo que si bien estos son créditos para obras, también son fuentes generadores de empleo. “El gobierno tiene dos objetivos claros ante el Covid, cuidar la salud de los bolivianos y cuidar la economía de las familias”, aseveró.

Piden transparentar las donaciones y créditos

Desde la Cámara de Diputados se pidió transparentar las donaciones y créditos establecidos en el marco de la emergencia sanitaria que vive el país. Se propuso la creación de una comisión mixta entre el Legislativo y el Ejecutivo nacional.

“El Gobierno debe decirnos en qué está gastando toda esta ayuda que llega. Italia dio 20 millones de euros, Japón 30 millones de dólares, Europa cinco millones de euros, el FMI 300 millones de bolivianos, el Banco Central de Bolivia 15 millones de dólares”, detalló el presidente de Diputados (MAS) Sergio Choque.

El diputado de UD, Erick Morón propuso -mediante una carta enviada a la presidenta Jeanine Añez y a Choque- crear una comisión fiscalizadora.

“Estoy solicitando implementar una comisión interinstitucional compuesta por profesionales, donde esté la Asamblea, la Contraloría, el Colegio de Auditores y los ministerios correspondientes. El único fin de de esta instancia sería transparentar las donaciones y los presupuestos”, sostuvo Morón.

El Decreto Supremo 4174 que declara la emergencia sanitaria autorizó la contratación directa de insumos y equipos médicos. Estos procesos debían ser reglamentados por cada “entidad contratante”.

El reglamento del Ministerio de Salud contempla la necesidad de registrar en el Sicoes y en la Contraloría toda la información sobre los contratos.

120 contratos en Sicoes y tres convocatorias

Hasta el 24 de abril, el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) registró 120 contrataciones referidas a la atención de la emergencia sanitaria por el coronavirus. De ellas solo 43 fueron hechas por una instancia del Gobierno central. El resto corresponde a Municipios, Gobernaciones, Hospitales y Cajas.

Los registros del ejecutivo nacional corresponden al Ministerio de Comunicación. Todas tienen como objeto servicios para la difusión de spots y otros similares en el marco del derecho a la información. No figuran compras del Ministerio de Salud u otra cartera de Estado.

Entre los otros contratos tampoco están las compras del Gobierno Municipal de La Paz o de El Alto. Las licitaciones hechas por los otros municipios y Gobernaciones están referidas a la adquisición de productos de higiene, insumos de bioseguridad, equipos médicos, medicamentos, trasporte para personal médico y bombas para equipos de desinfección, entre otros.

En la página Bolivia Segura, portal oficial en el país, son públicas solo tres convocatorias. Las mismas tienen como fuente de financiamiento el BID y están bajo la responsabilidad de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), instancia dependiente del Ministerio de Salud.

La primera convocatoria data del 10 de abril e invita a empresas a presentar sus “expresiones de interés para la provisión de equipos de protección personal”. Se solicita guantes de examen y quirúrgicos, máscaras para los trabajadores sanitarios y médicos, vestidos o batas, gafas protectoras y gorros, además de enterizos u overoles desechables e impermeables. No hay costos.

La segunda convocatoria data del 17 de abril. El requerimiento es un ventilador de transporte.

La tercera convocatoria está dirigida a la adquisición de equipos médicos. Entre algunos ítems están: 500 resucitadores ambulantes para adultos y 200 para niños, 124 glucómetros, 125 carros de paro con monitor desfibrilador, 100 cámaras de aislamiento, 100 electrocardiógrafos y 39 ventiladores de terapia intensiva. Además se requiere baños secos, cabinas PCR y termocicladores entre muchos otros ítemes referidos a equipos de laboratorio.

El plazo para la presentación de propuestas para todas estas convocatorias ya venció. Las cotizaciones o datos de si ya fueron adquiridos o entregados no son públicos.

Fuente: Periodistas por el Cambio

Compartir: