El Trópico que Añez no quiere ver

39
0
Compartir:
POR ESCAFANDRA PAZ:

El 7 de abril una delegación del trópico se trasladó a la ciudad de Cochabamba con más 190 toneladas de fruta, iniciando la campaña #TrópicoSolidario que tiene como objetivo distribuir frutas a las familias más necesitadas, que no cuentan con los recursos mínimos para acatar la cuarentena siendo esta un privilegio de clase, para la región del Trópico el sentido de solidaridad y compañerismo es algo que prima dentro de sus preceptos sindicales, más aún en tiempos de crisis mundial, desde el inicio el Trópico sufrió ataques y estigmatizaciones por parte del gobierno autoproclamado, el vicepresidente de las 6 federaciones Andrónico Rodríguez fue la primera víctima cuando un oficial del Ejército Boliviano, intento detenerlo por repartir frutas a los más pobres en el distrio 9 de la ciudad de Cochabamba.

Después de un día el gobierno transitorio incauto un camión de verduras con cebollas, zahorias en el que encontraron paquetes de cocaína, lo cual se comunicó en todos los medios y comenzó una campaña de desprestigio al Trópico por todas las redes sociales aludiendo que el camión de cocaína era de ellos. Lo cual no lograron y ellos continuaron con #TrópicoSolidario una de las campañas más grandes en términos de alimentos frescos en todo Bolivia.

No conformes con los ataques discriminatorios y de difamación hacia esta región solidaria, el 15 de abril fecha en que se cumplía 5 meses de la masacre de Sacaba donde fueron asesinados 9 compañeros que protestaban contra un golpe de estado y violación de la democracia en Bolivia, ingreso al Trópico un contingente de 85 policías los cuales no cumplieron ningún tipo de protocolo de seguridad para prevenir el #COVID19, tampoco coordinaron con autoridades militares, menos autoridades municipales, lo que desemboco en la expulsión de 9 policías del municipio de Shinahota, en medio de una protesta promovida por un grupo de pobladores indignados con su presencia.

Es importante saber que los policías abandonaron la región del Trópico desde el mes de noviembre el pasado año, dejando sin seguridad ciudadana a esa región, quienes se organizaron con guardias civiles en base a la disciplina sindical que caracteriza a esa población. Durante los 5 meses de ausencia policial Banco Unión fue el único que suspendió el servicio financiero, porque otras entidades financieras continuaron sus actividades con normalidad.

El gobierno so pretexto de brindar seguridad a entidades financieras y presencia de Estado quiere justificar la provocación al Trópico de Cochabamba, pero acaso los ministros de defensa y gobierno no están enterados que en esa región existen 9 bases militares y una base de policías especializados UMOPAR, los cuales están ahí antes y después del Golpe de estado.

Nuevamente no funciono el plan de desprestigio contra #TrópicoSolidario el gobierno en su desesperación de cortar esta campaña, lanzo amenazas de encapsulamiento cuando en esta región no existe un solo caso positivo de #COVID19, gracias a las medidas de prevención y sistemas de desinfección implantadas por los cinco municipios del Trópico.
Se sometió a una asfixia de insumos, cortando el servicio financiero de todas las entidades financieras con el pretexto de que no hay seguridad policial, como se mencionó antes, durante 5 meses varias entidades funcionaron con normalidad sin la presencia y resguardo policial, pero después del incidente del 16 de abril, mediante la ASFI obligaron a todas las entidades financieras a suspender sus servicios, coartando el derecho a los servicios financieros amparado por la CPE y Leyes vigentes en el Estado Boliviano.

¿Quiénes fueron los más afectados? Las personas de la 3era edad y todas las familias que estuvieron coartadas del cobro de los bonos decretados por el estado, un acto criminal al encontrarnos en plena crisis sanitaria a nivel mundial, el Estado suspendió el abastecimiento de estas familias.

Por otro lado, la suspensión de combustible para toda la región, siendo que la Ley de Hidrocarburos en su art. 10º (Principios del Régimen de los Hidrocarburos) inc. d. “Continuidad: que obliga a que el abastecimiento de los hidrocarburos y los servicios de transporte y distribución, aseguren satisfacer la demanda del mercado interno de manera permanente e ininterrumpida, así como el cumplimiento de los contratos de exportación”.

La suspensión del derecho al abastecimiento de combustibles afecta al ciudadano de a pie, para el transporte y sobre todo afecta a sectores productivos, entre ellos los productores de banano, los productores de piña y los piscicultores que actualmente se enfrentan ante la peor crisis de la historia, como ya se escuchó en varios medios más de 3.500 piscicultores del Trópico están sufriendo la falta de combustible, hace días ya se llegó un acuerdo pero el gobierno a la fecha no restablece la venta de combustible en la región, so pretexto de una falla en el sistema B-SISA.

Los piscicultores necesitan combustible para el funcionamiento de las motobombas para subir el nivel de agua y oxigenar a diario las piscinas, los piscicultores en su desesperación envían a nadar a sus hijos para oxigenar las piscinas de alguna manera, a muchos no les queda más que sentarse a la orilla de sus piscinas y ver cómo millones de peces van muriendo y con ellos sus inversiones y modo de subsistencia de sus familias.

No conforme con esto el gobierno se empeña en castigar al Trópico no perdona que una región de característica poblacional humilde se haya atrevido a implementar todo un sistema de distribución de gratuita de frutas a los más necesitados de diferentes municipios de Bolivia, aun continua la campaña de desprestigio a toda esta región siendo que ahí se produce la hoja sagrada de la coca, tanto odio le tienen y a sus productores tachándolos de narcotraficantes y pichicateros, cuando bien sabemos que la cocaína en Bolivia se mueve en su mayoría en los departamentos de Santa Cruz y Beni y que no se entienda que se quiera aludir a los pobladores de estos departamentos, pero nadie habla sobre los narco jets incautados con más de 350 kilos de cocaína o el camión de verduras con más 180 kilos de pasta base de cocaína, ya pasaron a la historia y apenas se escuchó en medios nacionales, pero para armar todo un complot de una supuesta fábrica de cocaína y una gran emboscada en el Trópico, son muy creativos donde supuestamente intentaron asesinar a efectivos de la policía especializada UMOPAR, teniendo como resultado la aprensión de dos mujeres que vestían shorts y chinelas, ¿alguien que va a emboscar policías, iría con chinelas? Mínimo se pondrían tenis para semejante trajín, además de la supuesta fabrica gigantesca donde encontraron 15 kilos de cocaína, no crean que todos van a pecar de ilusos, tampoco se defiende a las personas que estén metidas en actividades ilícitas, pero cualquiera que tenga un ápice de sentido común se da cuenta cual el fin del gobernó, seguir castigando a toda una región de más de 200.000 habitantes.

La cuarentena como se mencionó es un privilegio de clase, pero también el poder realizar una campaña solidaria es un privilegio de clase para este gobierno, a los precursores de #TropicoSolidario los criminalizan, los persiguen y encarcelan por desplazarse a otros departamentos para entregar los camiones de frutas, pero a otros influencers y modelos conocidos se les permite realizar campañas pequeñas aglutinando gente, con un gran desplazamiento de movilidades de un sector a otro brindándoles escoltas de seguridad del estado, queda evidente que para el estado existen dos clases de Bolivianos los que siguen una línea del régimen de facto y los que no.

Los que actualmente gobiernan el Estado en vez de criminalizar #TrópicoSolidario porque no entablaron mecanismos de dialogo y coordinación con este sector, en vez de castigarles, el gobierno debió proporcionarles los insumos para que esta campaña continúe, en vez que suspender la venta de combustible en esta región el estado debió proporcionar combustible gratuito para los camiones que transportaron frutas a diferentes municipios, en vez de perseguirlos, debió proporcionar los permisos necesarios, ya que para ellos los permisos municipales no sirven, porque al parecer desconocen la autonomía departamental.

Gracias Trópico, el desprendimiento de toda tu población, su solidaridad no tiene límites, cada camión que salió del Trópico se fue llenado poco a poco con los aportes de cada ciudadano, federación, sindicato y centrales. “Solo el pueblo ayuda al pueblo” lo comprendieron ustedes y lo comprenden cada una de las personas que recibió las deliciosas frutas que llegaron a los hogares más pobres de decenas de municipios en Bolivia, que nunca olvidaran este acto tan noble que ayuda enlazar más los lazos de hermandad entre los indígenas y el pueblo en su conjunto, nuevamente muchas gracias Trópico.

Escrito: Escafandra Paz
Ciudadana, Boliviana.

Compartir: