¿CUARENTENA POLÍTICA?

132
0
Compartir:

Radios Comunitarias Abya Yala

“𝘔𝘢𝘯̃𝘢𝘯𝘢 𝘩𝘢𝘳𝘦́ 𝘥𝘦𝘤𝘭𝘢𝘳𝘢𝘤𝘪𝘰𝘯𝘦𝘴 𝘧𝘶𝘦𝘳𝘵𝘦𝘴” Con estas palabras ha comenzado una especie de novela dramática, promovida desde el Palacio Quemado; el escenario de fondo es el Corona Virus y la primera actriz es la presidenta de facto.

La manipulación de la población, a través de una planificada acción comunicativa, continúa. Seguimos en el juego del poder a través del temor, el peligro inmediato es el Corona virus, acompañado de policías y militares que en Bolivia no son garantía de seguridad.

La presidenta, hábilmente, está dosificando sus medidas, un día un anuncio, otro día otro..y así promueve su imagen como protectora de la salud de la población, y cosechar algunos votos, pero contrariamente las estadísticas demuestran la pérdida de confianza de la población.

La política, cuando se aleja de su objetivo del bien común, se convierte en un negocio donde todo se compra y se vende. Hemos visto como, como algo “natural” que se “prestan” o alquilan, siglas partidarias para pretender ser gobernantes del país, como ciudadanos responsables no debemos apoyar estas actitudes, que poco a poco están destruyendo las bases fundamentales de la democracia y la política.

Como la política se ha convertido en un negocio, para el enriquecimiento rápido, los valores ya no importan, sino la manera de lograr llegar al poder y mantenerse en él, no debemos olvidar que la política siempre es el campo de los intereses, en unos casos los intereses de la mayoría de la población, en otros solamente el interés de una minoría, que tienen el poder económico.

𝐋𝐚𝐬 𝐚𝐜𝐭𝐢𝐭𝐮𝐝𝐞𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐠𝐨𝐛𝐢𝐞𝐫𝐧𝐨, 𝐝𝐞𝐣𝐚𝐧 𝐜𝐥𝐚𝐫𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐞𝐬𝐭𝐚𝐛𝐥𝐞𝐜𝐢𝐝𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐝𝐞𝐟𝐢𝐞𝐧𝐝𝐞 𝐥𝐨𝐬 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐫𝐞𝐬𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐮𝐧𝐚 𝐦𝐢𝐧𝐨𝐫𝐢́𝐚, prioriza, por ejemplo reuniones con la CAO y la CAINCO, que son instituciones del poder económico de los agroindustriales del oriente, nos preguntamos ¿Qué saben del corona virus los empresarios? Está claro que la reunión con la presidente es para cuidar sus ingresos. No hemos visto el mismo interés para reunirse con las organizaciones sociales que representan a la mayoría de los sectores empobrecidos.

Los anuncios de una eventual postergación de las elecciones, forma parte de este escenario político, porque esta medida solamente favorecerá al gobierno para seguir ampliando su mandato y continuar con las medidas antidemocráticas y de quebrar las empresas estatales.

La actual coyuntura de Bolivia, debe ser analizado no solamente tomando en cuenta lo urgente, como es la amenaza del corona virus, sino tomando en cuenta, principalmente, el retorno de la democracia; solamente un gobierno legítimo puede resolver los problemas generados por las ambiciones de un grupo que no está interesado, ni en la democracia, ni en el bienestar de todos los bolivianos. La respuesta, como siempre se encuentra en manos del pueblo

Compartir: